Nuestra Historia

Elaborar jamones y embutidos ibéricos ha sido nuestra vida desde el 1950. En nuestra familia son ya más de 70 años dedicados a esta pasión.

Todo comenzó con nuestro abuelo, Miguel Ceballos Ceballos, quien siempre demostró gran espíritu emprendedor y ganas de tener su propio negocio. 

Tras un tiempo pensando cómo comenzar en el sector, fue en 1950, cuando su tío Ángel le prestó el dinero necesario para comprar sus primeros cochinos para sacrificio. Ese año, 1950, supone el punto de partida de la actividad en su propio matadero. 

Este pequeño matadero estaba ubicado en Fuentes de León (Badajoz), de donde somos naturales y donde residimos, un pequeño pueblo al sur de Badajoz donde el motor de la economía es la ganadería, en especial, del cerdo ibérico.

Fue allí, donde nuestro abuelo consiguió afinar la receta y forma de trabajar para conseguir la calidad de nuestros jamones y embutidos. Realmente es esta la clave de nuestro producto, son ya más de 70 años que este «secreto» permanece en nuestra familia. Es probable que hoy en día las nuevas tecnologías inviten a reducir costes en mano de obra para automatizar los procesos pero nosotros lo tenemos claro: ¿por qué cambiar algo que funciona estupendamente?

Desde 1950

"Una buena materia es imprescindible, pero la excelencia sólo se alcanza conservando los procesos artesanales"

Alejandro Ceballos Domínguez

Continuando con la historia, años más tarde, nuestro padre cogió el testigo, centrándose siempre en conseguir la mejor calidad en el jamón y embutidos, seleccionando los mejores cerdos y mejorando la elaboración cada día.

Desde bien pequeños nos inculcó el amor por nuestro legado, llevándonos a trabajar y enseñándonos siempre la clave de este trabajo: buena materia prima y hacer las cosas como las hemos hecho siempre.

Hasta este punto llegamos hoy, con gran ilusión, nuevas instalaciones en Fregenal de la Sierra (Badajoz) y nueva marca, pero con la misma tradición y forma de hacer nuestro trabajo, ese trabajo que comenzó en 1950 y que ahora los nietos del fundador continúan.

Orgullosos de tener unos jamones y embutidos ibéricos hecho en nuestra tierra, 70 años después, y como lo hacía nuestro abuelo. Nosotros lo tenemos claro, Ceballos Maya es Artesanía y Calidad unidas en una misma firma.

¡Acompáñanos a seguir escribiendo nuestra historia en La Ibericoteca!

Contáctanos

× ¿Cómo puedo ayudarte?